...Tal vez otro día (epílogo)

..... quia peccavi nimis cogitatione verbo, et opere: mea culpa, mea culpa, mea maxima culpa.






Desde que el Seat 600 viniera a rescatarnos del ultramundo, hasta los modernos Toyota con climatizador bi-zona, ha pasado mucho tiempo. Aquellos que han tenido la oportunidad de viajar sentados en el pasillo, con treinta colegas más, en el microbús del Goyo hasta el Nogal del Barranco en la sierra de Gredos, y ahora lo hagan en modernos Toyota con climatizador bi-zona, no creo que alcancen a comprender en su totalidad todos los cambios producidos en ese lapso de tiempo.


Hace algo mas de cuatro décadas, miles de españoles nos colocamos en parrilla de salida hacia el descubrimiento, y como modernos "Colones" nos lanzamos en nuestras motorizadas Carabelas a la conquista de España (algunos incluso del extranjero). El resto del mundo civilizado ya tenía "frigidaire" y aparato de televisión, así que teníamos prisa, había que compensar la ausencia de Plan Marshall y de ahí nuestro gigantesco salto, desde la simplicidad de los Planes de Desarrollo, hasta la complejidad del GPS.


¡Vale todo!. Con la euforia a ras de piel, los atrevidos madrileños salimos a invadir la Pedriza,al grito de: -Por Santiago y cierra España- fogatas, picnics, tortillas con pimientos, navajas de Albacete, cambio de aceite al Simca 1000,... y los montañeros. Bandana en la frente, supercletas, camisas de cuadros y equipados con armamento de última generación: Tornillería de rosca métrica, maza Cassin, ramplus, y estribos de tres peldaños. Y con este argumento comenzamos a construir la nueva España..


Mientras los ciudadanos de a pie y sus familias, uniformados con los "meybas", ensartaban chorizos y pancetas en las brasas, y los litros se refrescaban en las sufridas aguas del Manzanares, los deportistas de elite apartaban la poesía montañera de antaño, y a golpes de maza se dedicaban a atornillar toda placa viviente como si fuera un Mecano de proporciones bíblicas, con un sencillo lema: -Para mi no hay barreras, y si las hay, me las salto- que ya dijo en su día el de Toro en la venganza de Don Mendo. Unos y otros (no voy a generalizar por si alguien se ofende) abandonaban los restos grasientos de latas y novedosos plásticos en el hueco mas cercano, porque alguien había contado que se lo comían los coyotes. Lo que no habían contado es que en la Pedriza no hay coyotes..


A principios de los ochenta en pleno frenesí, un pequeño incendio cerca de charca Verde organiza el mayor caos conocido hasta la fecha, con cientos de coches atrapados en la exigua carretera de tierra. Las peticiones de Parque natural para el lugar, por fin se "atienden" y se cierra la carretera con una barrera junto al chiringuito de "Alta montaña", y después: la crisis del noventa y tres. Nosotros somos un país con iniciativa, así que nos fuimos a mirar a Francia y descubrimos el "ECOTURISMO". Decenas de colegas de aquellos con camisa de flores y largas melenas, ficharon por empresas de equipamiento y demás zarandajas para deportes campestres..


Por aquel entonces ya éramos conscientes del daño, pero éramos europeos y por fin teníamos tarjetas Visa, por lo que la consigna era: No pasa nada, a vivir que son dos días, y entre que no llegaban los extraterrestres y no se acababa el mundo, al personal que se vio obligado a dejar la paella campestre, se le colocó un chaleco mil bolsillos, un gorrito, unas Ray-ban, y ¡hala! otra vez p'al campo, eso sí, con la cartera floja para cubrir los gastos derivados de la ecoaventura.... y los montañeros, perdón ESCALADORES. Las vías ya no son vías, son "líneas", ya no hay que subir a la cumbre, solo hasta el "descuelgue", no hace falta ramplus, hay taladros autónomos, y si te ven escalando con dos cuerdas de 9 mm, te miran con temor, y como hay mucho potencial entre la juventud del chaleco, a seguir atornillando, colocando grapas, escaleras y líneas de vida, con el fin de que el pardillo no se desanime, y siga cotizando.



Siento haberme extendido tanto pero es que es el fin de esta historia en tres actos. Yo ya se que he perdido pero no me quedaba mas remedio contarlo, si no, reviento. Hoy las ferratas y los Indianaparks no existen en la Pedriza, pero dale tiempo, la aventura es para Jesús Calleja o Sebastian Alvaro que para eso les paga la televisión, lo nuestro son los seguros a todo riesgo y las hojas de reclamaciones, y los de la doble cuerda... progres trasnochaos. Hoy no me la juego, tal vez otro día.


al pie de los Guerreros, al fondo la Muela , julio 1.971





10 comentarios:

kili dijo...

..y estoy bastante de acuerdo con todo lo que has escrito. Pero no solo en el ambito campestre.
Pasar en 20 años de ser un pais del 2 o 3 mundo a ser la 12 o 13 potencia mundial. demasiao pa nosotros, pero es lo que hay.
tampoco te creas que fuera todo es perfecto en el mundo de la escalada, hay de todo, por lo menols en los Alpes.
un saludo

Anónimo dijo...

Bueno, yo escalo en Pedriza ahora con gente que no creo que sienta cosas muy diferentes a las que vivíamos entonces. Hace un par de años Carlos Soria dijo en una proyección: "Cuando oigo a mis compañeros gruñir sobre la gente de ahora, hum... me cuesta creer que los chavales hoy en día vivan un vivac de forma muy diferente a como lo hacíamos nosotros"
Tino

tripper-o dijo...

Creo sinceramente que Carlos Soria entre algunos pocos mas, tiene un corazón enorme y está tan lejos en otra galaxia que no es representativo.
Un abrazo para el,y a Antonio Riañó, con quien coincidí no hace mucho en el Victory.
saludos

Anónimo dijo...

Carlos Soria cuando habla de los "jóvenes" o de la gente de ahora, a veces me recuerda en lo que dic ae otro Carlos (Ruiz "Snoopy"): "Cada generación vive lo suyo de la forma más auténtica, por eso no me gusta decir: lo nuestro sí que era auténtico".
Tino

Kiko dijo...

Pues lo mismo nos va a tocar ahora una juventud rebelde y habrá que aceptarla!...como me dijo el Calavera(Paco Aguado), cuando le entrevisté para el libro "32 Sendas": "Si ahora hay muchas chapas no hay problema, porque llegará una generación que prefiera jugar más limpio y prescindir al máximo de su uso..."
¿estaremos en pleno cambio?

kili dijo...

hombre, jovenes, jovenes, no son los que se dedican a desequipar, la verdad. aunque quien sabe. hoy en dia se considera joven a todo individuo menor de 70 años, asi que no se....

Kiko dijo...

No estoy hablando de quienes se dedican a desequipar, no tergiverses kilin.....estoy hablando de gente que empieza hoy y que les motiva hacer las vías con el menor material fijo posible, y en libre!....gente que aplica el entreno a eso, y no a la deportiva exclusivamente; conozco varios.....ese es el verdadereo relevo, lo demás son degeneraciones y sucedaneos....A esa gente me refiero cuando habla del traspaso del legado.

kili dijo...

a ver kiko, la mayoria de los que escalan vias duras, de verdad, en su gran mayoria vienen de la deportiva, que hablas de relevo generacional. ¿cual es la media de edad entre los que escalan de verdad en Galayos??, no me hagas reir.

Kiko dijo...

Kili, pon a escalar sin chapas a 500 octavo gradistas de deportiva pura......¿cuantos escalan mas de 6b en autoproteccion pura?....me temo que un bajo porcentaje, pero bajo bajo....cada disciplina tiene su lugar; todo lo demas son conjeturas, o actividades minoritarias. Pienso que bajo la excusa del grado y de "menudo viote sale ahi"....puede arruinarse el sabor y la autentica vivencia del alpinismo. Pasará como con el Amazonas, que se aprende a valorar cuando ya casi no queda.....

kili dijo...

que mania de mezclar las cosas, yo digo que los que de verdad escalan hoy en dia, en autoproteccion, son grandes machacas en deportiva. es tan evidente que ni lo discuto.
bastantes octavogradistas como tu dices se pasean por nuestros 6b sin despeinarse, por supuesto que hay gente que solo hace deportiva, igual que gente que solo hace clasica o bloque. pero no metas en el mismo saco a todo el mundo.